Jarabacoa

Jarabacoa
Jarabacoa, Republica Dominicana

Cada pueblo turístico tiene su encanto y en Jarabacoa sobra la magia. Esta región, cuyo nombre traducido del idioma taíno significa en esencia: “lugar de aguas” o “tierra de aguas”, es conocido por enamorar a sus visitantes con sus ríos, su temperatura fresca, con el verde de sus montañas, sus frondosos bosques de pino y mucho más. Anímate a conocer más sobre esta hermosa región a continuación.

Geografía

El municipio de Jarabacoa se encuentra ubicado en la Provincia de La Vega, específicamente en el centro de la cordillera central. Esta localidad, conformada por los distritos municipales de Jarabacoa, Buena Vista y Manabao, cuenta con una altitud de unos 529 metros sobre el nivel del mar. Sus límites son los siguientes: 

Norte: La Vega y Jánico.

Sur: Constanza.

Este: La Vega y Bonao.

Oeste: Jánico y San José de Las Matas. 

La región, que constituye el segundo municipio más grande de La Vega, cuenta con aproximadamente 665,9 Km². de extensión territorial. En su geografía destacan las lomas, las sierras con pendientes pronunciadas y una densa vegetación, típica de bosque húmedo templado.

Clima

Jarabacoa goza de un clima tropical lluvioso. Incluso en el mes más seco suele llover. Según ClimateData.org, la temperatura media anual es de 22.9 °C y la precipitación es de 1340 mm al año.

Aunque las precipitaciones son constantes, llueve con menos intensidad durante el mes de enero (68 mm), mientras que en mayo el promedio suele ser más alto (189 mm). En cuanto a las temperaturas diarias, en la mayor parte del año los días suelen ser cálidos y las noches más templadas. 

Economía

La agricultura es la base de la economía en Jarabacoa. Algunos de los productos que se cosechan en la región son: café, fresas, lechuga, tomate, ajíes, repollo, berenjena, flores, entre otros productos cultivados en esta maravillosa tierra.

Si revisamos la historia, en el siglo XX, la economía de la región comenzó a sentar sus bases con más fuerza. Hacia 1959, en la localidad se asentó una colonia japonesa conformada por 100 familias, quienes trabajaron con nuevas técnicas de agricultura y se dedicaron a la venta de arroz y de verduras. 

Más adelante, durante la década de los 60 y 70, se anunció la Ley 197 de Reforma Agraria, se paralizó la exportación de madera, se realizaron importantes reforestaciones y se incentivó el turismo, actividad que ganó mayor importancia hacia los años 90 y que sigue creciendo en nuestros días. Para inicios del siglo XXI tomaron más fuerza la producción de café, los invernaderos y el ecoturismo.

En la actualidad, además de la agricultura, en este municipio se realizan otras actividades económicas relacionadas a la construcción (fábricas de ladrillos, mosaicos, etc), lo que le ha permitido aumentar la generación de empleos en la localidad. 

Un poco de historia

Jarabacoa era una tierra habitada por indios taínos antes de la llegada de los españoles, quienes se instalaron en el lugar en busca de oro y plata, pero al poco tiempo abandonaron las tierras. 

Luego, a principios del siglo XIX, llegaron nuevas migraciones como resultado de las primeras invasiones de las tropas guiadas por Toussaint Louverture. En ese mismo tiempo, muchas personas se desplazaron a esta localidad tras el incendio y destrucción de La Vega generado por Juan Dessalines en abril de 1805.

Cinco décadas más tarde, hacia 1854, Jarabacoa ya contaba con aproximadamente 2000 habitantes debido, en parte, a la ocupación haitiana que inició en 1822.  En ese entonces, muchos de sus hombres fueron soldados destacados de la gesta de independencia. 

Jarabacoa se convirtió en municipio el 27 de septiembre de 1858 por un decreto promulgado por el presidente Pedro Santana. Años después, específicamente el 24 de marzo de 1861 se generó el pronunciamiento de la Común de Jarabacoa, liderada por José Durán (acompañado de los empleados civiles y militares), quien recibió del “Señor Libertador Presidente de la República Caballero Gran Cruz de la Orden Americana de Isabel la Católica”. Al año siguiente, el 26 de junio de 1862, se creó la Comandancia Militar de Jarabacoa, mientras que Santo Domingo volvió a depender de España.

Turismo 

Jarabacoa es conocida por sus aguas, su verdor y su calidez humana. En esta región, conocida también como «La Ciudad de la Primavera Eterna», el turismo ecológico y de aventura son muy importantes. 

Gracias a su clima, su flora y su fauna, Jarabacoa es el destino elegido por muchos viajeros que quieren disfrutar de sus bellos paisajes, dar paseos a caballo o practicar actividades como rafting, parapente, montañismo, entre otras. Además, el visitante tiene la opción de alojarse en alguna lujosa villa o en un sencillo rancho frente al río.

En cuanto a los sitios de interés, algunos de los lugares encantadores de la región son los siguientes: 

  • La Confluencia: este balneario, situado a diez minutos del centro de Jarabacoa, es famoso por mostrar cómo los ríos de Yaque del Norte y Jimenoa se unen y crean piscinas entre las piedras. 
  •  Pico Duarte: es el punto más elevado en las Antillas y se encuentra dentro de los parques nacionales Armando Bermúdez y José del Carmen Ramírez, en la Cordillera Central.  Las excursiones para llegar duran dos o tres días y una de las rutas favoritas es la de Jarabacoa – Manabao – La Ciénaga – Compartición – Valle de Lilís – Pico Duarte.
  • Salto de Baiguate: es uno de los saltos más conocidos de la región y está ubicado a unos 3 Km. del pueblo, por lo que el acceso es bastante sencillo.  Ideal para darse un baño tranquilo o un chapuzón desde la cascada.
  • Reserva Científica de Ébano Verde: este mágico rincón está ubicado en la zona oriental del macizo de la Cordillera Central, entre las provincias de La Vega y Monseñor Nouel, entre los municipios de Jarabacoa, Constanza, Bonao y La Vega. Cuenta con 29 Km². y es conocida por su hidrografía, su fauna y su flora.
  • La cortina: es una impresionante cascada natural que se encuentra en la carretera principal de la montaña vía a Manabao. En este pozo, ideal para toda la familia, es posible nadar con las cascadas de agua fresca.
  • Salto de Jimenoa: del río Jimeoa nacen dos saltos: salto Jimenoa 1 y 2. El primero es uno de los más altos de toda República Dominicana y mide aproximadamente 35 metros. Una buena elección para los amantes de la aventura.

Además de sus bellezas naturales, otro atractivo de Jarabacoa es su cultura y su gente. Allí se realizan encuentros como el Festival de las Flores, que se lleva a cabo anualmente, en junio; el Festival de la Poesía en la Montaña (con recitales y concursos) o el Carnaval de Jarabacoa (con bailes, cantos y buena gastronomía).


Enlaces externos