Lago Enriquillo

Con una superficie aproximada de 375 km², el Lago Enriquillo es conocido por ser la reserva natural más grande del país y de todas Las Antillas. Su nombre se debe a Enriquillo, un importante jefe taíno que se alzó contra los colonialistas españoles en el siglo XVI.

Ubicación

Lago Enriquillo está localizado al suroeste del país, dentro del Parque Nacional Lago Enriquillo e Isla Cabritos. Sus aguas se dividen entre las provincias Independencia y Bahoruco. Este vasto tramo interior de agua salada se parece más a un mini-mar que a un lago. Destellando en una llanura árida debajo de montañas escarpadas, marca el punto geográfico más bajo del Caribe, 132 pies (40 m) por debajo del nivel del mar, y se dice que cubre aproximadamente la misma área que Manhattan. Hogar de miles de aves, iguanas y cocodrilos americanos, es un Parque Nacional protegido. Sin embargo, el lago, su isla principal y los pueblos circundantes son fáciles de visitar y ofrecen un paisaje muy diferente al de otras partes de la isla. Caluroso, seco y escasamente habitado, este país fronterizo contrasta de manera fascinante con las áreas costeras desarrolladas.

Lago Enriquillo 1

¿Qué puedes hacer en Lago Enriquillo?

Siempre es un buen plan dar un paseo en bote hacia Isla Cabritos, que se encuentra en el centro del Lago Enriquillo. Se recomienda ir temprano, porque en las tardes el oleaje es muy fuerte. Las cuevas taínas o cerros de Las Caritas de Los Indios también son muy visitadas.  

Si eres amante de lo salvaje, puedes admirar la fauna silvestre del lugar. Entre las especies, destacan los flamencos, cocodrilos americanos, iguanas y demás reptiles y aves. 

La magia de la naturaleza se hace visible a través de sus bosques tropicales y secos, sus manantiales y sus tierras de cultivo. También destaca La Azufrada, una especie de piscina natural llena de aguas sulfurosas. Algunos se animan a bañarse en ellas; otros no.

La magia de Lago Enriquillo

  • Luego de la desaparición de islotes como Barbarita e Islita, La Isla Cabritos es la única que queda en el lago, por lo cual podría decirse que es una parada imposible de perderse.
  • Su amplia biodiversidad lo hace encantador ante los ojos de los turistas. 
  • Las aguas del lago, que crecen cada día más, son tres veces más saladas que el agua del mar.